miércoles, 23 de marzo de 2011

Razones por las cuales no se debe tener Fauna Silvestre como mascota

  • Es un delito tipificado en la normatividad ambiental colombiana (decreto 1608 de 1978) y penal (ley 599 de 2000).
  • Requieren de alimento especializado y variado que sólo consiguen en la naturaleza.
  • Necesitan de espacio y ambientes naturales para poderse reproducir y evitar su extinción.
  • Les es indispensable la compañía y enseñanzas de individuos de su misma especie para estimular su supervivencia.
  • Inevitablemente el animal en cautiverio termina por demostrar un comportamiento agresivo y temperamental, en muchos casos sin provocación alguna, llegando a convertirse en amenaza para el ser humano.
  • Fuera de su hábitat no pueden realizar funciones ecológicas importantísimas como por ejemplo: dispersar semillas y controlar plagas para mantener el equilibrio en los ecosistemas.
  •  Se enferman, se deprimen y debilitan, muchas veces sin importar lo bien que los queremos tratar, condición que los lleva a la muerte en poco tiempo.
  • Cuando compras una mascota de Fauna Silvestre, estas fomentando el tráfico ilegal, estas pagando por la destrucción de su hábitat, del planeta y estas contribuyendo con la extinción de las especies.
  • Por cada ejemplar enjaulado y/o secuestrado, 10 individuos han muerto en el proceso de apresamiento, transporte y comercialización; inclusive la madre del animal que compras.
  • Son portadores de muchas enfermedades que pueden transmitir a los humanos o a los animales domésticos (enfermedades zoo-noticas) ocasionándole grandes dolencias y hasta la muerte.
Tomado de: Guía para el control al tráfico ilegal de fauna silvestre Colombiana. 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *