miércoles, 23 de marzo de 2011

Lunes 21 de Marzo

Noticias Monas desde la selva por Angélica Martínez
De regreso a La Casa de los Animales
fotos por: Angélica Martínez Alfonso

 
Hace 8 meses que no regresaba a la selva y el recuentro con la manada era importante para mí. Llegue en temporada de invierno, pero apenas el río está subiendo poco a poco, lluvia tras lluvia. Estoy feliz de regresar, ver caras conocidas y otras por conocer, la manada ha crecido y todo está muy diferente a como lo había dejado tiempo atrás. 
Al llegar a casa de los micos (nueva Base 1), me doy cuenta que esta convertida en la casa de los pequeños, de los nuevos, de los recién llegados y los que apenas comienzan el cambio en su rehabilitación. Aún así, cuando muchos micos se han ido, unos por voluntad propia y otros por voluntad del destino, el ambiente sigue siendo el mismo, el de una manada que se cuidan unos a otros para sobrevivir.


Este es Juancho, el payaso uno de los nuevos, un cotudito (Alouatta seniculus) de aprox. 1 año, consentido y juguetón quien aprende los desafíos de volver a la selva.

Aquí vemos a Martín nuestro Triple peluche, le encanta salir y disfrutar de su cola prensil.

Como última noticia, la bella Ceci quien se encontraba en base 2 disfrutando de la buena libertad, ha estado con un cuadro de desnutrición y quizás no ha encontrado suficiente alimento, sumado a que nos hemos dado cuenta que desde que llego hace más de un año, no ha crecido, y se ha aislado tanto que estaba muy decaída; así que fue mejor bajarla a Base 1, a donde los pequeños, allí ha estado en cuarentena por 4 días desde mi estadía en la casa, y se le ha tenido en cuidados intensivos, con medicamentos y muy buena dieta para que aumente de peso y contextura muscular, igualmente de cuidados y cariños necesarios para que su estado anímico mejore, ya que se le ha visto bastante decaída y triste. Esperamos que con muchos cuidados y atención poderle sacar una buena sonrisa.

Esta historia es el mejor ejemplo de cómo puede afectar emocionalmente y físicamente a un primate, los traumas pasados del maltrato que sufrió desde  su apresamiento. 

Hace poco conocí base 2, y no hay duda de que es un gran paso frente a la liberación de micos en el monte y sin duda son los “frutos” intangibles que se han recogido después de tantos años de trabajo, esfuerzo y dedicación de la fundación, de la manada, y por supuesto de Sarita; los churucos están muy independientes y se valen por si mismos para sobrevivir en la selva de verdad, buscan su alimento, dispersan semillas y conocen nuevos caminos, rutas y siguen su instinto como debe ser.



Hay mucho trabajo por hacer, nuevos proyectos por realizar, esperemos cómo evoluciona todo y les contaré por medio de imágenes más noticias monas.

1 comentario:

  1. Me da mucho gusto leer noticias de la manada! Las fotos son magnificas! Buen trabajo.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *